BETWEEN THE LINE. 2012-2013

Cast.

Beetwen the line se articula en el paisaje, justo en la línea en que aquello natural y aquello humano se funden, invadiéndose el espacio. El lugar de tensión entre la naturaleza y la sociedad, el paisaje y la huella, el territorio y el rastro. Donde ocupamos, para nuestro beneficio el entorno. Estructurado como un archivo de “acontecimientos”, este proyecto explora el territorio común. No me planteo este trabajo como la documentación del paisaje abandonado, o expectante, ni tampoco como desecho de la civilización. Lo que me interesa es fotografiar y analizar el suceso, el punto en que hombre y naturaleza chocan.
Sucesos muy recientes, en que la huella de la sociedad y el paisaje luchan por su lugar, otros en que aquello humano ha dejado definitivamente su marca en el territorio y ya no hay vuelta atrás, y otros en que la naturaleza ha empezado el proceso de reocupación del lugar que se le ha arrebatado. Sucesos todos provocados por la condición humana, y por la idea de que todo vale para nuestro beneficio.
Muchos de los motivos que aparecen en las imágenes tiene un uso habitual, otros quizá no tanto, pero forman parte del espacio que nos rodea. Una portería en la playa no es un lugar abandonado, es una huella en un espacio reservado a la arena y al agua. Las escaleras en el acantilado nos llevarán a la playa, pero, ¿deben de estar ahí? En la historia de la fotografía muchos autores han tratado este tema, han denunciado a través de sus imágenes las infamias cometidas por la civilización a favor de nuestro propio crecimiento. Between the line nace aquí, pero propone una acción, romántica y simbólica, devolviendo al paisaje aquello que le pertenece, su lugar, su espacio sin huellas. Between the line arranca las huellas que hemos dejado en la memoria del paisaje.
Si bien es cierto que desde un tiempo hacia atrás hasta ahora, grupos de arquitectos y urbanistas han diseñado y construido integrando aquello necesario para nuestro desarrollo en el espacio en el que iba a construirse, nuestro entorno se ve muy afectado por nuestro crecimiento imparable. Ya no solo durante los años de boom de la construcción, si no mucho antes. Hemos protegido los grandes pulmones de la tierra, los parajes naturales más bellos del mundo, las playas más bonitas, las montañas más maravillosas. Pero nadie se ha ocupado de aquello que nos rodea diariamente, nuestro entorno más inmediato. Hemos generado ,en favor de nuestra comodidad, desorden y caos visual en aquello que nos rodea. Hemos apartado, literalmente, la naturaleza de nuestro camino, sin más, porqué nos molestaba(Proyecto en proceso)
Beetwen the line se articula en el paisaje, justo en la línea en que aquello natural y aquello humano se funden, invadiéndose el espacio. El lugar de tensión entre la naturaleza y la sociedad, el paisaje y la huella, el territorio y el rastro. Donde ocupamos, para nuestro beneficio el entorno. Estructurado como un archivo de “acontecimientos”, este proyecto explora el territorio común. No me planteo este trabajo como la documentación del paisaje abandonado, o expectante, ni tampoco como desecho de la civilización. Lo que me interesa es fotografiar y analizar el suceso, el punto en que hombre y naturaleza chocan.
Sucesos muy recientes, en que la huella de la sociedad y el paisaje luchan por su lugar, otros en que aquello humano ha dejado definitivamente su marca en el territorio y ya no hay vuelta atrás, y otros en que la naturaleza ha empezado el proceso de reocupación del lugar que se le ha arrebatado. Sucesos todos provocados por la condición humana, y por la idea de que todo vale para nuestro beneficio.
Muchos de los motivos que aparecen en las imágenes tiene un uso habitual, otros quizá no tanto, pero forman parte del espacio que nos rodea. Una portería en la playa no es un lugar abandonado, es una huella en un espacio reservado a la arena y al agua. Las escaleras en el acantilado nos llevarán a la playa, pero, ¿deben de estar ahí? En la historia de la fotografía muchos autores han tratado este tema, han denunciado a través de sus imágenes las infamias cometidas por la civilización a favor de nuestro propio crecimiento. Between the line nace aquí, pero propone una acción, romántica y simbólica, devolviendo al paisaje aquello que le pertenece, su lugar, su espacio sin huellas. Between the line arranca las huellas que hemos dejado en la memoria del paisaje.
Si bien es cierto que desde un tiempo hacia atrás hasta ahora, grupos de arquitectos y urbanistas han diseñado y construido integrando aquello necesario para nuestro desarrollo en el espacio en el que iba a construirse, nuestro entorno se ve muy afectado por nuestro crecimiento imparable. Ya no solo durante los años de boom de la construcción, si no mucho antes. Hemos protegido los grandes pulmones de la tierra, los parajes naturales más bellos del mundo, las playas más bonitas, las montañas más maravillosas. Pero nadie se ha ocupado de aquello que nos rodea diariamente, nuestro entorno más inmediato. Hemos generado ,en favor de nuestra comodidad, desorden y caos visual en aquello que nos rodea. Hemos apartado, literalmente, la naturaleza de nuestro camino, sin más, porqué nos molestaba

Eng.

Beetwen the line is built into the landscape, right on the line where that human nature and that melt, invadiéndose space. The place of tension between nature and society, the landscape and the tread, the territory and the trail. Where are concerned, for our benefit the environment. Structured as a file of "events", this project explores the common ground. I consider this work not as deserted landscape documentation, or waiting, nor as waste of civilization. What interests me is to photograph and analyze the event, the point at which man and nature collide.
Very recent events, in which the imprint of society and landscape fighting for their place, others that this man has definitely left its mark on the land and there is no turning back, and others in which nature has begun the process of reoccupation of the site that has been taken away. All events caused by the human condition, and the idea that anything goes for our benefit.
Many of the motifs that appear in the images has a routine use, others may not, but they are part of the space around us. A goal at the beach is no place left, is a mark in a space reserved for the sand and water. The stairs on the cliff will lead to the beach, but what should be there? In the history of photography, many authors have addressed this issue have reported through their images the outrages committed by civilization for our own growth. Between the line born here, but proposes an action, romantic and symbolic landscape returning to that which belongs, instead, its trackless space. Between the start line we have left traces in the memory of the landscape.
While it is true that from the time back until now, groups of architects and planners have designed and built by integrating what is necessary for our development in the area in which was to be built, our environment is greatly affected by our unstoppable growth. Not only during the years of construction boom, if not much earlier. We have protected the great lungs of the earth, the most beautiful natural landscapes in the world, the most beautiful beaches, the beautiful mountains. But no one has addressed that surrounds us daily, our immediate environment. We generated, for our comfort, visual clutter and chaos that surrounds us. We have set aside, literally, the nature of our way, without more, why bother us

INSTALLATION VIEWS

Galería Addaya. Alaró. Mallorca.